torressatelitebarragan.jpg
1957 Plaza de lasTorres de Satélites, Luis Barragán. En preparación.


Emplazamiento y situación



EMPLAZAMIENTO.jpg

América- Sudamérica. México. Estado de México. Naucalpan de Juárez. Ciudad Satélite. Autopista México- Querétaro. Anillo Periférico Norte (Boulevard Manuel Ávila Camacho) esquina Circuito Fundadores.

¿Qué conmemora?



torres.jpg
imagen con derechos y autoría de: Ciudadnorte.info
A comienzos de la década de los 50, México, bajo el mandato del presidente Miguel Alemán Valdés comienza a transformarse.

Se ponen en marcha proyectos urbanísticos de grandes dimensiones, las estrechas calles polvorientas se echan a un lado para dar paso a grandes construcciones y avenidas, creando un nuevo modelo que copia e imita el estilo de vida norte americano de los suburbios.

Tlatelolco, la Ciudad Universitaria y Ciudad Satélite nacen de la fe en el progreso y en la convicción de construir un futuro mejor en un periodo caracterizado por la modernización industrial del país. Dicho movimiento permitió a un grupo de políticos, artistas, arquitectos, urbanistas y paisajistas desarrollar y cuestionar el arte mexicano de su momento (que por entonces seguía embebido en discursos nacionalistas y anecdóticos) y transformarlo de manera casi idílica.

Las Torres de Satélite son al mismo tiempo la cúspide de las utopías modernas y el fin de un proyecto de nación propulsor de una arquitectura colectiva y consciente. A partir de entonces, la ciudad recibiría sólo respuestas fragmentadas e intervenciones apresuradas y autónomas.

Ciudad Satélite es un fraccionamiento de carácter residencial ubicado al noroeste de la Ciudad de México, en el área colindante a la misma, conocida como la Zona Metropolitana. Pertenece al municipio de Naucalpan de Juárez y fue fundada en 1957, bajo una bien pensada planeación urbana previa a su construcción, trazada y proyectada por el arquitecto y urbanista mexicano Mario Pani.

Para conectar de una forma eficiente el nuevo fraccionamiento, se creó una vía rápida que partía desde la capital hasta la entrada de la Ciudad Satélite, la cual estaría identificada por una fuente de escala monumental (la única materializada del proyecto original de Pani, el cuál contemplaba cuatro en total para indicar el acceso urbano de la naciente ciudad)

En 1957 Mario Pani encomendó a Luis Barragán la realización de la puerta de entrada para la nueva urbe en honor del Banco Internacional Hipotecario, institución promotora del fraccionamiento.

Barragán invita a su vez a participar a dos de sus grandes amigos: el escultor Mathías Goeritz y el pintor Jesús Reyes Ferreira.
La intención primaria de crear una fuente pronto se sustituiría por la de erigir una escultura urbana de grandes dimensiones como metáfora de la ciudad moderna.

Barragán y Goeritz comienzan a trabajar en un proyecto conceptual con unos enormes volúmenes ciegos, un ejercicio estético del paisaje contemplado (en movimiento) desde la carretera.

El 1 de Marzo de 1958 se inauguran las Torres que se convertirían en el símbolo o icono de la moderna Ciudad Satélite.

Bibliografía y sitios web visitados:
Las Torres de Satélite: Íconos del arte urbano contemporáneo mexicano por Juan Carlos Aguilar García.
50 años de los prismas de concreto por Gregorio B. Mendoza.
Celebran 50 años rumbo al cielo por Fernanda Canales.
Invulnerables al tiempo las Torres de Satélite por José Carlos Aviña.
Ciudad Satélite (México) Wikipedia

Autores




autores.jpg
Goeritz y Barragán, Chucho Reyes, A. Rangel y Mario Pani



Utilizando un símil cinematográfico, los actores principales (coautores):
4 de abril de 1915, Gdańsk [en alemán Danzig], Voivodato de Pomerania (Polonia) –
4 de agosto de 1990, Ciudad de México (México). Arquitecto, escultor, pintor, poeta e historiador del arte.

9 de marzo de 1902, Guadalajara, Jalisco (México) - 22 de noviembre de 1988, Ciudad de México (México). Arquitecto

Siguiendo con el símil, los actores de reparto:
17 de octubre de 1880 ó 1882, Guadalajara, Jalisco (México) - 6 de agosto de 1977, Ciudad de México (México). Niega llamarse pintor y se considera un simple artesano.
2 de febrero de 1923, Colima (México) – 7 de febrero de 2000, Colima (México). Pintor, diseñador, arquitecto, museógrafo, coleccionista, escenógrafo, artesano, en fin, un artista muy completo y con amplia formación.
29 de marzo de 1911, Ciudad de México (México) – 23 de febrero de 1993, Ciudad de México (México). Arquitecto y urbanista.

Colores



colores.jpg
Colores actuales de las Torres de Satélite (3)
Las torres han cambiado de colores junto con el transcurrir silencioso de la ciudad.
En un inicio eran tres torres pintadas en amarillo, una en blanco y otra en naranja.
En una segunda etapa, antes de del JJOO de 1968, fueron pintadas en una gama cuya composición iba desde el ocre al bermellón.

Mathias Göeritz, Chucho Reyes y Alejandro Rangel influyeron en la elección cromática de las torres. Para hacernos una idea sobre las tendencias cromáticas de cada pintor es muy interesante leer el siguiente texto de Rangel, sobre el “Convento de las Capuchinas Sacramentarias” obra de Barragán;

...Chucho opinaba que los colores debían ser intensos y mexicanos: rosas, naranjas, azules, como ya los había empleado Barragán en otras obras.
Matías decía que no, que era mejor emplear los básicos de la corriente “Der Stijl”; rojo, azul, amarillo, blanco.

Don Alejandro, por su parte, invitó a reflexionar acerca de la semejanza de las proporciones del espacio con las de las capillas barrocas. Luego preguntó: ¿de qué color es el barroco mexicano? Dorado, desde luego. Hagamos entonces un incendio de amarillos, un renovado homenaje a Tepotzotlán, un retablo del siglo XX .

Alejandro Rangel también propuso a Barragán una gama a base de colores tierra para las Torres de Satélite, que sólo fueron usados durante un breve lapso. Después de éste se volvieron a pintar con los colores originalmente puestos por M. Göeritz y que son los que subsisten hasta la fecha. Don Alejandro dice que qué bueno, puesto que son más adecuados para los imponentes volúmenes-símbolo. Sin embargo Barragán siempre seleccionó para sus publicaciones las fotos en que las torres aparecen con los colores efímeros de Rangel... (1)

Barragán había llegado previamente a expresar: "Actualmente han cambiado los colores y con ello ha cambiado todo." Ataque infame a una manifestación surreal y excelsa, a unos colores terrestres enaltecidos, espiritualmente poseídos, que se unían por contraste máximo con el azul del cielo, a los que además se les ha llegado a trastocar su condición mate por un brillo totalmente improcedente.(2)


cartones.jpg
Foto cedida por cortesía de Dº José Hilario Ibarrola Alvarez. Pinturas Nervión

Por último a principio de del años 90 y debido al mal (y deplorable) estado de conservación de las mismas se procedió a su restauración. Matías Göeritz colaboró en el proyecto de rescate pero falleció antes de la elección definitiva de los colores.

Los colores escogidos por Matías Goeritz y el Arq. Barragán fueron el azul, blanco, rojo y amarillo. La configuración de los colores no fue la que escogió Matías ya que al fallecer y no haber dejado ningún documento escrito entró el “INBA” y cambio el color de una de las torres quedando como están actualmente.

Por último el director del "INBA" (Instituto Nacional de Bellas Artes), Ramón Vargas Salguero autorizó la gama actual que presentan las torres tras realizar pruebas de tonos y químicas, para garantizar la conservación de las mismas.

Cada bloque se pinto de un color distinto: azul, blanco, negro, rojo y amarillo, eliminando después el negro y pintando dos blancas.

(1) Alejandro Rangel Hidalgo, Artista universal. Autora: Martha Chávez González
(2) “Los arquitectos de México, 1950-2000; obra y pensamiento” Autora: Louise Noelle Gras.
(3) Fotografías de los colores de las torres; propiedad de Dante Busquets.

Documentación:
http://www.nervion.com.mx/web/nueva_imagen_2005/antigraffiti/Torresatelite.pdf
http://www.satelin-torres.org/paginas/index.php
http://iteso.mx/~ar51309/ensayoc.htm

Arquitectura emocional


Tanto Goeritz como Barragán hablan de un experimento, de una conjunción inseparable entre arquitectura y escultura.

“Goeritz continuó hablando de El Eco. Estaba tratando, como hacemos los dos, eso pienso, de expresar una emoción. Ese es el punto en el que nuestra arquitectura, ya sea allí, o en esta casa, o en las torres que estamos diseñado para los banqueros de Satélite, es la absoluta antítesis de la del International Style. Cuando usted entra en una catedral gótica no pregunta por el baño, o por dónde está la cocina, o si se cuenta con ventilación cruzada. Usted dibuja con su aliento un “¡Ah!”. Queda preso y es parte de un experiencia espiritual., nicht wahr? (¿no es cierto?)” (1)

Mathias: Yo las sigo considerando un poema plástico. Si algún parentesco tienen las Torres es con la escultura, el minimal y la idea que desde entonces maduré para hacer obra grande y pública en las ciudades. Creo que las Torres funcionan dentro de un proyecto urbanístico; pero les pesa demasiado el antecedente de torres más ilustres y congruentes con su medio y su tiempo, como la de Eiffel, la Giralda de Sevilla, la Cotubia de Marrakech. Aparte y haciendo reverencia, como paradigma y conjunto inigualable menciono las torres de San Giminiano; su originalidad está en ser parte de edificios y al mismo tiempo “poemas plásticos”, monumentos tributados a Dios. (2)

Bibliografía:
(1) Diario mexicano. Los conquistadores conquistados, por Selden Rodman. 1958 Citas de las conversaciones. Luis Barragán por Antonio Rigen. Biblioteca de arquitectura, el croquis editorial. Nº 9. 2000
(2) Conversaciones con Mathias Goeritz por Mario Monforte Toledo. Siglo XXI editores, 1993.

Mitos



En infinidad de artículos podemos leer que el conjunto escultórico inicialmente se pensó con nueve y después siete torres combinadas con fuentes y rampas.

Si bien es cierto que existió un primer proyecto (no construido) con una alberca y diferentes planos horizontales comunicados mediante rampas para salvar la pronunciada pendiente del terreno, no me consta, ni encuentro documentación gráfica ni escrita donde aparezcan más de cinco torres, como se proyectaron finalmente.

Existe un boceto en color donde aparecen junto a los cinco prismas, tres torres de luz que se pierden en el cielo.

De las torres la más alta alcanzaría los 200 metros, sin embargo por falta de presupuesto...

En una entrevista concedida por Enrique Carvajal “Sebastián” colaborador durante más de 25 años de Goeritz zanja la cuestión:

“No, no eran tan altas. Eso jamás me lo platicó Mathias, los 200 metros”

“Mathias me platicaba: bueno llegó el presidente Alemán y vio las Torres y todo el mundo tenía miedo de que se asustara por la dimensión, y él dijo; perfecto, adelante”

“Es un mito, las Torres eran hasta donde el presupuesto lo alcanzara y las propusieron de ese tamaño y el presidente Alemán las aceptó, y esa fue la gran sorpresa porque pensaron que iba a decir que no, que eran demasiado altas. Se aceptaron así y entonces se hicieron así” (1)

Goeritz ideó la colocación de pequeñas flautas en las esquinas de los prismas, para que el viento generara sonidos cambiantes y se creara una música inesperada.

Siguiendo con la entrevista de Sebastián:

“Lo que sí se especulaba era que tuvieran cilindros para que con el aire fueran sonoras. Eso sí era una idea de las ideas descabelladas de Mathias y de Chucho. Yo creo que entre todos empezaron a imaginar cosas y muchas ideas salían de ahí, cosas de ese tipo, porque esa era la personalidad emotiva y sagaz en sus propuestas plásticas, Mathias era un visionario y un loco como buen artista”

“En muchas construcciones en Europa o en construcciones monumentales, cuando el viento sopla, a veces se dan los sonidos de flauta o de un órgano, y quien sabe detectar las notas musicales puede incluso hacer una escultura sonora armónica, pero del dicho al hecho hay mucho trecho” (1)

Telón de fondo

Barragán tuvo que prescindir de la construcción de un club para el fraccionamiento que cerraría el espacio vial alrededor de la isla de tráfico, sirviendo como telón de fondo para las torres. Años más tarde Barragán retomó la idea en 1967 con la construcción de un edificio de apartamentos con el que se buscaba crear ese mismo remate visual, pero lamentablemente tampoco pudo realizarse.

Las torres fungirán como titánicas reservas de agua. Los primeros colonos eran atraídos a Ciudad Satélite bajo la promesa de que con semejantes cisternas, el agua nunca faltaría.

Las torres son edificaciones triangulares totalmente huecas y carentes de techo.
Creo que simplemente se trata de una invención de los publicistas de la época.

(1) Goeritz y las torres- Recuerdos de Sebastián. por Lilian V.


Imagen portada de las torres de Hosael: http://www.flickr.com/photos/hosael/1416019794/
Enlaces: http://www.ciudadnorte.info/164/cinco-torres-con-historia/index.html